Dos jóvenes afrontan sanciones que pueden alcanzar los 750 euros por orinar en la calle

Los hechos tuvieron lugar el pasado 16 de diciembre en las calles Menéndez Pelayo y Fray Cipriano de Utrera en torno a las 21:00 horas de la noche.

Los jóvenes, de 23 y 18 años, fueron denunciados por el artículo 26 de la Ordenanza Municipal de Medidas para el Fomento y Garantía de la Convivencia Ciudadana en los espacios públicos de Utrera. Dicho artículo dice que “está prohibido hacer necesidades fisiológicas, como defecar, orinar y escupir, en cualquiera de los espacios definidos en el artículo 3 de esta Ordenanza”. Dicha denuncia constituye una infracción leve y los jóvenes serán sancionados con una multa de hasta 750 euros. En estos casos, la sanción puede llegar a los 1.500 euros si “cuando dichas conductas se realicen en espacios de concurrida afluencia de personas o frecuentados por menores o cuando se hagan en mercados de alimentos, monumentos o edificios catalogados o protegidos o en sus proximidades”.

Paco Campanario, delegado municipal de Seguridad Ciudadana, ha aprovechado la ocasión para felicitar a los agentes de la Policía Local que denunciaron estos hechos y ha informado que en los “últimos dos meses estamos intensificando este tipo de actuaciones, son numerosas las denuncias que se han puesto en el entorno de Pío XII, Plaza Federico Navarro y calle Álvarez Quintero”.

Por otra parte, Campanario afirmó que la Policía Local y el Ayuntamiento de Utrera “no buscan ni mucho menos un afán persecutorio o recaudatorio”, sino que el objetivo es intentar disuadir a las personas que se comportan de una forma incívica para que no vuelvan a orinar en la vía pública. 

Por último, el delegado de Seguridad Ciudadana quiere hacer hincapié en el necesario civismo a la hora de festejar las fiestas navideñas y que los ciudadanos, no solo no orinen en la calle, sino que también colaboren a la hora de mantener más limpia la ciudad.

También te puede interesar...