El Ayuntamiento de Utrera comienza los trabajos para el desarrollo de un Plan Local de Salud

El pasado miércoles 29 de marzo tuvo lugar una reunión en la Delegación de Políticas Sociales con el objetivo de poner en marcha en Utrera el Plan de Salud Pública. A dicha reunión acudió personal técnico de la Delegación, Manolo Cenizo como representante del Distrito Sanitario, y Antonio García Moreno de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales además de la delegada municipal María José Ruiz. 

El Plan Local de Salud es el instrumento básico que recoge la planificación, ordenación y coordinación de las actuaciones que se realicen en materia de salud pública en el ámbito de un municipio o de una mancomunidad de municipios. La elaboración, aprobación, implementación y ejecución de este plan corresponden a los municipios. Así, el Plan Local de Salud es un instrumento con el que a partir de un Perfil de Salud Local, se identifican las necesidades de la comunidad, se prioriza un Plan de Acción viable, con estrategias y actuaciones concretas para dar respuesta en red a las principales necesidades, problemas y situaciones de riesgo, de salud pública en el municipio. 

Utrera ha sido incluida en la Red Local de Acción en Salud de Andalucía (RELAS), y próximamente se firmará el correspondiente acuerdo de colaboración que deberá ser aprobado en el Pleno Municipal para el desarrollo de los trabajos. La Red Local de Acción en Salud de Andalucía ha merecido la consideración de la Buena Práctica en materia de salud por la Organización Panamericana de Salud así como por la máxima autoridad mundial en materia de promoción de salud, la VIII Conferencia Mundial de Promoción de la Salud, que tuvo lugar en Helsinki, en junio de 2013.

La Red Local en Salud es una articulación comunitaria para trabajar los problemas de salud locales; es una estructura operativa de acción intersectorial en un espacio común, contando con la participación de la ciudadanía, y estableciendo relaciones entre las personas, los grupos y la comunidad, así como la conexión entre las instituciones y otras entidades territoriales, esto posibilita el desarrollo de actividades conjuntas y facilita una colaboración de forma estable y sistemática, evitando duplicidades y potenciando el trabajo en conjunto.

Ruiz ha explicado que “la ciudadanía demanda progresivamente un sistema sanitario de mayor calidad, pero que no solo actúe en el ámbito hospitalario, sino que se extienda más allá y que sus entornos más cercanos (social, laboral, de ocio…) sean cada vez más saludables. En ese sentido los ejemplos son múltiples: mayor calidad en los alimentos y en el aire, en el agua que consumimos o en los edificios que habitamos o trabajamos”. “Es por eso que la óptica municipalista y la implicación de las entidades locales es esencial en el desarrollo de este tipo de políticas encaminadas a promover conductas más sanas y entornos más saludables”. 

 

También te puede interesar...