El Ayuntamiento de Utrera desmiente la noticia sobre la eliminación de los árboles del Paseo y hace público el informe sobre el estado de los mismos

Una vez más el Ayuntamiento de Utrera ha tenido que salir del paso de la noticia que copó la portada el “El Periódico de Utrera” del pasado miércoles 25 de marzo según la cual “El Ayuntamiento eliminará los olmos del paseo de Consolación”.

Dicho titular es falso y carece de fundamento ya que insistentemente el Gobierno Municipal ha desmentido que se vayan a eliminar todos los olmos del Paseo de Consolación de una vez y sin sustituirlos.

Concretamente la última vez fue en el pasado Pleno Ordinario del 19 de octubre cuando el concejal del Grupo Municipal Andalucista le formuló la siguiente pregunta al delegado de Parques y Jardines Carlos Guirao:

Nos han llegado noticias sobre la intención del gobierno de retirar todos los árboles del Paseo de Consolación cuando se acometan las obras del mismo. ¿Es esto cierto? De ser así ¿Con qué especies se piensa replantar el Paseo de Consolación?

Guirao respondió al respecto:

Hemos hecho público en reiteradas ocasiones que los árboles del Paseo de Consolación están en un estado bastante perjudicial. La intención del equipo de gobierno es que no se retiren todos de golpe y el proyecto es hacerlo de forma escalonada, empezando por los que están en peor estado y sustituyendolos poco a poco. Las especies que se están barajando son el fresno angustifolia, árbol autóctono y que están plantados en la plaza Andrés Segovia o en Vistalegre y almeces. Es decir, queremos plantar árboles más apropiados y de gran porte, que sigan manteniendo la estética característica del Paseo y que nadie quiere perder.

Guirao ha aprovechado la ocasión para hacer público el informe del técnico de la Delegación de Medio Ambiente en el que certifica la necesidad de ir sustituyendo poco a poco los 104 olmos del Paseo y que dice textualmente:

Las palmeras se encuentran en buen estado sanitario y estructural. Los olmos presentan aparentemente una masa foliar en buen estado vegetativo, pero en los troncos se aprecian heridas y podredumbres internas debido a las podas severas o desmoches realizados durante muchos años. Estas malas prácticas han provocado defectos estructurales graves en la copa que se manifiestan en grandes oquedades y una fina pared residual que propicia la fractura y el desprendimiento de ramas.

Guirao ha recordado que “nunca un gobierno había plantado tantos árboles en tan poco tiempo como el actual. En lo que llevamos de año son más de 300 en lo que va de año, cifra que se espera multiplicar por tres en la siguiente época de plantación hasta rellenar los 1.000 alcorques vacíos que había a principios de mandato”. “No entendemos, como un medio supuestamente profesional, saca una información falsa y sin demostrar cuando apenas una semana antes en el Pleno Ordinario se dijo precisamente lo contrario”, ha concluido Guirao.

También te puede interesar...