El Programa de Absentismo Escolar de la Policía Local identifica a tres menores consumiendo estupefacientes en horario escolar

En el día de ayer a las 10:10 horas de la mañana dos agentes de la Policía Local recibieron un aviso del CECOP comunicando que en el interior del Parque de Consolación había varios menores faltando a clases.

Una vez allí encontraron a tres jóvenes menores de 15 y 16 años, uno de ellos consumiendo estupefacientes. Ese mismo, al percatarse de la presencia policial arroja al suelo un paquete de tabaco en cuyo interior se detecta una sustancia de color marrón que parece ser hachís, quedando ambos efectos aprehendidos.

Posteriormente los jóvenes son acompañados al IES Virgen de Consolación, donde aseguraban estar matriculados. 

El Programa de Prevención, Control y Seguimiento del Absentismo Escolar de Utrera, va dirigido al alumnado que presenta actitud absentista, que por distintas causas tanto familiares, escolares, económicas y sociales han abandonado completamente, de forma intermitente, puntual o regular la asistencia a los centros educativos de Infantil, Primaria y Secundaria.

Los principales objetivos de este programa son:

  1. Detectar y modificar la conducta absentista para garantizar una asistencia continuada a clase de todo el alumnado de los centros educativos de Utrera que se encuentran dentro de la edad de escolarización obligatoria.

  2. Desarrollar planes de trabajo y estudio de las situaciones familiares que pueden estar provocando el absentismo para articular procedimientos de solución a través de la colaboración entre las distintas instituciones.

  3. Establecer cauces de coordinación con todas las entidades relacionadas con la atención a los menores para unificar criterios de intervención orientados a la prevención, seguimiento y control del absentismo escolar.

De esta forma la labor fundamental del Programa de Absentismo Escolar se basa en:

  1. Velar por el interés del/la menor, facilitando su derecho a la escolarización y a la educación.

  2. Garantizar la coordinación interinstitucional e interprofesional necesaria para asegurar la coherencia de todas las intervenciones que se desarrollen.

  3. Buscar la implicación de las familias.

  4. Dotar de flexibilidad al Programa para que no constituya un modelo rígido de trabajo sino un marco desde el que unificar todos los protocolos de intervención, sin menoscabo de asumir otras propuestas que pudieran surgir.

También te puede interesar...