En 2017 se abordará la mejora del alumbrado público con tecnología LED con el objetivo de ahorrar un 30% la factura de la luz

Alumbrado público de tecnología LED de última generación y bajo consumo que puede llegar a suponer un ahorro del 30% en la factura de la luz, una vez que se haya cambiado por completo el alumbrado de toda Utrera.

En total son 821.000 euros los que se recogen para la mejora de la luz de las vías públicas y espacios público, con el objeto de optimizar los recursos. A esos 821.000 euros se podrán sumar nuevas subvenciones que el Ayuntamiento de Utrera tiene previsto solicitar en los próximos meses y que puede incrementar dicha cifra en un 30-40%. Algunas de las líneas de financiación que se están explorando actualmente vienen ligadas a proyectos de smart city, promovidos e incentivados por la Unión Europea. 

El alcalde de Utrera José María Villalobos ha recordado una de las últimas propuestas andalucistas relativa a la privatización del alumbrado público. “Por aquel entonces muchos municipios iniciaron la privatización de este servicio y hoy en día casi todos se han arrepentido tras unos resultados muy negativos que ya en su día avisamos podría ocurrir en Utrera”, ha expresado Villalobos. Asimismo, considera que “el coste que hubiera supuesto a todos los utreranos, el capricho andalucista de privatizar el alumbrado público y amarrarlo a un contrato durante doce años, sería mucho más negativo que lo que ha supuesto el pago de 2 millones de euros por la sentencia del Parque del V Centenario”.

Villalobos ha querido recordar que “los últimos cambios legislativos obligan a la instalación de un alumbrado público más eficiente y a una revisión periódica del mismo y de su eficiencia energética”. En ese sentido, asegura que “tras el éxito de la Ronda Norte y de La Corredera lo tengo claro, tenemos que apostar por ese modelo, tecnología LED de última generación y bajo consumo“. Así, ha declarado que “nuestra intención es pasar de un modelo ya obsoleto, con un alto impacto económico y medioambiental, hacia un modelo moderno y en el que tiene cabida la sensibilidad medioambiental”.

“Así, el proyecto de smart city que estamos planteando para el futuro de Utrera juega un papel especial ya que nos encaminamos hacia un modelo de iluminación controlado, que continuamente varia la intensidad lumínica dependiendo de las necesidades puntuales de cada momento, de forma rápida y automática”. Por último, el alcalde ha declarado que “defendemos desde el Ayuntamiento de Utrera un buen uso de la energía, intentando maximizar las prestaciones al mismo tiempo que minimizamos el impacto ambiental y el coste económico”.

 

También te puede interesar...