La Junta avala la puesta en valor de la Casa Surga

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, dependiente de la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura, ha informado favorablemente la propuesta del Ayuntamiento de Utrera para la restauración de la Casa Surga.

Así, el ente provincial considera que “el uso que se propone para el inmueble es apropiado para la conservación de sus valores y contribuirá al mantenimiento del mismo; estimar que se plantea una actuación perfectamente reversible y con prácticamente nula incidencia en los elementos constructivos conservados del edificio original; que se utilizan criterios de diferenciación, ligereza y eficiencia que permitirán su mantenimiento de una manera asumible por su propietario, y que la actuación proyectada es respetuosa con los requisitos establecidos en la vigente normativa de protección patrimonial y urbanística del inmueble”. Además, incluye que “no se considera necesario establecer cautela arqueológica”.

A mediados del pasado mes de diciembre se presentó el novedoso proyecto de puesta en valor de la Casa Surga en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Utrera. Dicho proyecto está redactado por los arquitectos Santiago Bermejo Oroz y Juan Carlos Gómez de Cózar.

José María Villalobos, alcalde utrerano, ha puesto en valor el informe favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico y declara que “se demuestra que hemos planteado una intervención seria y sostenible, tanto desde el punto de vista patrimonial como financiero”. Así, espera que este gran espacio cultural multidisciplinar “esté terminado a lo largo de 2018”.

Descripción del proyecto

La nueva Casa Surga contará con la primera crujía que podrá ser usada como sala de exposiciones, a lo que se suma un espacio multifuncional cubierto en el interior del patio principal construido con estructura ligera y de rápido montaje. El material usado para el techo de esta zona es ETFE, el mismo, el mismo que recubre el estadio Allianz Arena del Bayern de Múnich.

Entrando por la calle Ramón y Cajal se ubicará un módulo de recepción desde donde se orientará e informará a los visitantes, e incluso, se podrá añadir material audiovisual como complemento a las actividades que se realicen. Además, el edificio contará con un ascensor hidráulico montado en el interior de una cápsula transparente, un modulo de aseos adaptado para los usuarios y galerías de conexión entre los elementos que podrán ser abiertas o cerradas en función de la época del año.

En el patio trasero se ubicará un pequeño auditorio para 199 ocupantes sentados, también totalmente reversible y recuperable. Estará cubierto con una membrana textil tensada guiada por una estructura de acero, con la posibilidad de eliminar parte del cerramiento en los meses de verano y que se muestre como una solución de cubierta más abierta.

El proyecto incide en la puesta en uso de los espacios existentes intentando recuperar, con tecnología contemporánea, el espacio en sí y evitar una rehabilitación que tendría un coste diez veces mayor (cinco millones de euros) que el que se va a ejecutar. De este modo, toda la intervención que se plantea será de carácter reversible, con recuperabilidad total sin alterar o plantear ningún tipo de huella evidente con las edificaciones existentes. Es decir, en un futuro las instalaciones se podrán usar para otro equipamiento en Utrera si fuese necesario.

El proyecto también incluye un estudio de temperaturas e iluminación consiguiendo un sistema mediante lamas de protección solar, un nivel de sombra generalizado en verano y la entrada de sol en invierno. Esto hace que el impacto medioambiental sea mínimo.

El presupuesto de ejecución es de 500.000 euros y la ejecución del proyecto 6 meses.

También te puede interesar...