La Policía Local denuncia a un establecimiento de alimentación por venta de alcohol a menores

Vendía el alcohol a menores en “Lotes para la botellona”, sin ticket de venta para no ser identificado.

Ocurrió el pasado sábado 20 de Mayo sobre las diez de la noche. Una patrulla de la Policía Local de Utrera realizaba su servicio de vigilancia por las inmediaciones del establecimiento denunciado, cuando pudieron observar como del mismo salían varios menores con bolsas cargadas de bebidas alcohólicas, hielo y refrescos.

Tras ver a los jóvenes, los agentes procedieron a identificar a los que portaban las citadas bolsas con bebidas y preguntarles por el lugar en el que la adquirieron. Estos confirmaron a la Policía que compraban las bebidas en el local denunciado y que no le daban ticket de compra para que llegado el caso, la Policía no pudiera saber dónde les habían vendido las bebida alcohólicas.

Después de entrevistarse con los propietarios del negocio y requerirles la oportuna documentación, el citado establecimiento ha sido denunciado por el incumplimiento de los siguientes preceptos legales:

  1. Infracción del Art. 37 apartado 3 de la Ley 4/1997, de 9 de julio, de prevención y asistencia en materia de drogas, la multa iría desde los 3,000,01 a los 15,000 Euros. Vender alcohol a menores, calificada como grave.
  2. Infracción del Art. 71 apartado 4,1º de la Ley 13/2003 de 17 de Diciembre de Defensa y Protección de los consumidores y usuarios de Andalucía, la multa iría desde 5,000,01 a 30,000 euros. No entregar ticket de compra al consumidor de forma reiterada y premeditada.
  3. Infracción del Art. 42 apartado 3 de la Ordenanza Municipal reguladora del libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio, la multa iría desde los 750,01 a los 1,500 euros. Por no tener en el establecimiento el documento acreditativo de la concesión de licencia de actividad.

Cabe destacar que ya existían sospechas por parte de la Policía Local de que el establecimiento denunciado ejercía la venta de alcohol a menores y por ello se hacía un seguimiento de control, pero siempre disponían de sus trabajadores para vigilar la llegada de los agentes y ocultar los “lotes de bebidas” que tenían a la venta.

El delegado de Seguridad Ciudadana ha felicitado a los “agentes implicados en esta intervención y ha denunciado este tipo de prácticas que atentan contra la salud de los menores”. Asimismo ha pedido “la colaboración ciudadana y de los padres y madres en particular para poder atajar el máximo posible de ventas ilegales de alcohol a menores”. 

También te puede interesar...