La Semana Santa 2018 de Utrera será la primera “cardioprotegida”

La delegada de Sanidad María José Ruiz ha informado de la instalación de desfibriladores en la Casa Consistorial, en la Casa de la Cultura y en el quiosco de información turística de la Plaza del Altozano (antiguo quiosco Gregorio), además se ha dotado de un desfibrilador a los Bomberos, a la Policía Local y a los voluntarios de Protección Civil.

Ruiz ha indicado que el objetivo es “tener una Semana Santa cardioprotegida, posiblemente sea la primera Semana Santa del mundo que se cardioprotege”. “Ese es el motivo de la instalación estratégica de dichos desfibriladores en los lugares en que se ha hecho, es decir, donde más afluencia de público hay en esos días“.

El Ayuntamiento de Utrera ha comprado 25 desfibriladores a través de un proceso de contratación pública que se van a colocar en las fachadas de todos los centros educativos de Utrera y, además de en la Casa de la Cultura y la Casa Consistorial, en los siguientes edificios: Centro de Día de Mayores, Delegación de Servicios Sociales, Delegación de Obras, parque de Bomberos, jefatura de la Policía Local (la Policía Local contará con dos unidades) y en las instalaciones de Protección Civil. Hay que recordar que a finales del año pasado ya se colocaron tres desfibriladores gracias al proyecto solidario Latidos que suman. Dichos desfibriladores se colocaron en el IES Ruiz Gijón, en Trajano y en Guadalema de los Quintero.

Ruiz asegura que “son ya más de cien empleados municipales los que han recibido formación en el uso de los desfibriladores y se va a proceder a formar a los profesores y al tejido asociativo de Utrera”.

Importancia del uso y manejo de los desfibriladores

Los cardiólogos nos recuerdan que si el corazón permanece más de 5 minutos parado, las posibilidades de seguir viviendo o de hacerlo sin secuelas son prácticamente nulas. Por eso, los equipos de resucitación móviles (servicios de emergencias) difícilmente consiguen llegar a tiempo.

En España se estima que cada año 30.000 españoles fallecen por muerte súbita, cifra que la convierten en un problema sanitario de gran magnitud pero que, sin embargo, es un gran olvidado. Si en el momento en el que se produce un episodio de estas características se aplican medidas de reanimación cardíaca se puede conseguir, en bastantes casos, que el corazón vuelva a latir, pero para ello se requiere iniciar la reanimación de manera inmediata, ya que el éxito de reanimar a una persona disminuye un 10% cada minuto; por lo que, pasado este breve período de tiempo, las posibilidades de que la persona afectada por un episodio de muerte súbita vuelva a la vida son mínimas. En España, por ejemplo, y según datos procedentes de la Sociedad Española de Cardiología, se registran un total de 24.000 paradas cardíacas, con una supervivencia únicamente el 5%.

También te puede interesar...