Nuevas inversiones para la barriadas El Carmen, La Gordilla, Torrecruz, Naranjal del Castillo y San Joaquín entre otras

El Ayuntamiento de Utrera ha aprobado en el Pleno Extraordinario celebrado esta mañana cuatro modificaciones presupuestarias por un importe total de 1.067.603 euros. La propuesta ha sido votada favorablemente por los cuatros grupos políticos con representación en la Corporación Municipal (PSOE, PA, IU y PP).

El Plan de Obras iniciado en 2015, enmarcado dentro del Plan de Impulso Económico, sigue con paso firme y se incrementa con nuevas inversiones. La mayoría de dichas inversiones se realizarán en nuevos equipamientos para las barriadas donde se van a poner fin a reclamaciones vecinales que muchas de ellas tienen décadas de historia. 

Entre las inversiones que han visto hoy aprobadas su financiación se encuentran la adecuación del suelo educativo y deportivo en la Barriada El Carmen (150.000 euros); colocación de nuevo mobiliario urbano (250.000 para bancos, papeleras, bolardos, jardineras, alcorques, vallas, fuentes, contenedores subterráneos, etc.), con el que se pretende solucionar la escasez de papeleras en Utrera; la instalación de una zona de juegos infantiles en la Barriada de San Joaquín (22.000 euros); la urbanización del solar situado entre las calles Ginés de Boluda, Fray Francisco de Tamayo y Paseo 8 de Septiembre en el Naranjal del Castillo (100.000 euros); para el edificio de actividades para las personas mayores en la Barriada Olivareros (120.000 euros); actuaciones en el camino de servicio del antiguo cauce del Calzasanchas en la Barriada de la Gordilla (126.603,57 euros); mejoras en el Parque de la Buena Sombra (se amplía la financiación de 100.000 a 195.000 euros); así como instalaciones informáticas en el Salón de Plenos, inversiones en el Castillo de Utrera, compra de material informático para la renovación del Servicio de Atención al Ciudadano, etc.

El montante total de todas las modificaciones presupuestarias alcanza un total de 1.067.603 euros cuya aprobación ha sido votada favorablemente por PSOE, PA, IU y PP en un Pleno Extraordinario celebrado esta mañana.

José María Villalobos ha declarado que estas inversiones “se pueden acometer gracias a una gestión eficiente de los recursos municipales, no entendemos que se pueda gobernar sino es desde la seriedad y la eficiencia”. Así, la mayor parte las modificaciones presupuestarias se producen gracias a las bajas en los créditos y aplicaciones presupuestarias de proyectos e inversiones que ya se han gestionado. “Es decir, del ahorro en las partidas presupuestarias, ahorro que se traduce en nuevas inversiones y mejora de los servicios”, ha declarado Villalobos.

Un plan de obras plurianual que continúa con paso firme

El plan de obras iniciado en 2015 el Gobierno Municipal tiene como objetivo mejorar la ciudad y revitalizar la economía utrerana. Villalobos declaró entonces que “después de una parálisis institucional de varios años la ciudad se ha quedado estancada y tenemos que reanimarla a través de inversiones en obra pública“. El nuevo equipo de gobierno anunció numerosas obras como las que acabarían con las inundaciones en Apolo XI o Coca de la Piñera, los aparcamientos de Vistalegre, el césped artificial en el Estadio San Juan Bosco, La Corredera, la calle Menéndez Pelayo, mejoras en la barriada Los Militares o una zona deportiva en Madres Carmelitas y otra al lado de la estación de Renfe.

Posteriormente, en abril de 2016, se añadieron la remodelación del Paseo de Consolación, obras en las calles Catalina de Perea, Antón Quebrado, Glorieta Pío XII, la construcción de la nueva jefatura para la Policía Local, el Corredor Verde de Vistalegre o la pista de patinaje, entre otras muchas inversiones. Todas esas obras tendrían un coste de 10,2 millones de euros y la mayoría ya se están ejecutando.

Ya en los presupuestos del año 2017, aprobados en diciembre del año pasado, se incluyeron nuevas inversiones como un centro de actividades para las personas mayores que estará ubicado en la barriada Olivareros y un edificio para las asociaciones en la barriada El Matadero, además del arreglo de la capilla del cementerio, la construcción de nuevos nichos en el Cementerio.

El alcalde José María Villalobos ha dejado claro que “Utrera se está moviendo, está avanzando y ya no hay marcha atrás. El plan de obras que iniciamos en verano de 2015 no es sino una serie de objetivos que nos vamos marcando con un carácter plurianual y que trabajamos con la vista puesta entre cuatro y seis años. Muchos de estos objetivos son necesarios como la obra en la calle Catalina de Perea, otras son reivindicaciones históricas como el solar del Naranjal del Castillo o el de la Barriada El Carmen, y en otras ocasiones son oportunidades que la ciudad debe aprovechar como la remodelación del Paseo de Consolación”.

También te puede interesar...