Un peligroso delincuente es detenido en Utrera por dos agentes de la Policía Local que fueron agredidos

La Policía Local de Utrera detuvo el domingo a un delincuente que huía tras robar por el método del tirón una cadena de oro a una persona mayor.

Mientras que una patrulla de la Policía Local regulaba el tráfico en la confluencia de las Calle Cristóbal Colón, Virgen de Consolación y San Juan Bosco al paso de la Romería de Utrera. Fue entonces cuando oyeron a varios ciudadanos gritar “al ladrón, al ladrón” y vieron a un individuo que corría saliendo de la calle Cristóbal Colón hacia la avenida San Juan Bosco, momento en el que los agentes procedieron a seguirlo iniciando una persecución a pie del mismo. Tras unos 300 metros corriendo en busca del individuo, este se volvió en actitud 

agresiva hacia los agentes golpeándolos a puñetazos e intentando alcanzarlos con cabezazos, motivo por el que estos tuvieron que intentar reducirlo aún recibiendo golpes  e inmovilizarlo cuando percibieron que trataba de usar contra ellos una tijera de costura con punta afilada que portaba en uno de los bolsillos de su pantalón.

Una vez inmovilizado,  llegaron hasta el lugar donde se encontraba junto a los agentes varios ciudadanos que denunciaron que se trataba del mismo sujeto que minutos antes le había dado un tirón a una señora mayor de ochenta y un años en la calle Cristóbal Colón y que huyó corriendo del lugar. Así, los agentes comprobaron que  la cadena de oro y la medalla robada a la víctima las portaba el ya detenido en un bolsillo de sus pantalones

Cabe destacar que la víctima tuvo que ser atendida de las heridas que presentaba por erosiones en el cuello en el servicio médico de urgencias y que los agentes actuantes sufrieron lesiones, entre las que destaca una fractura de escafoides que padeció uno de ellos, y por las que tuvieron que recibir atención médica y causar baja para el servicio.
El detenido violento y peligroso, cuyas iniciales son J.M.F., natural de Lora del Río y de unos 27 años de edad, tiene en su haber numerosos antecedentes policiales y penales con varias detenciones anteriores por robos con fuerza y con violencia, además de contar con varias requisitorias judiciales en vigor.

Fue entregado a la Guardia Civil para la continuación de la instrucción de las diligencias y puestos a disposición judicial, autoridad que decretó el ingreso en prisión incondicional. Posteriormente, el delincuente cuando estaba siendo llevado a la cárcel rompió el cristal del vehículo en el que era trasladado y se fugó. Estos hechos ocurrieron ayer por la tarde y el delincuente consiguió fugarse durante unos minutos, hasta que finalmente detenido de nuevo en las inmediaciones de la SE-40. Una vez más se mostró muy agresivo e intentó agredir a los guardas que lo estaban trasladando.

También te puede interesar...