Utrera pasa la factura a las empresas energéticas y elimina la mayoría de las plusvalías

José María Villalobos: Una persona que heredase una vivienda habitual con un valor catastral medio del suelo en Utrera tendría que pagar 2.721,60 euros de plusvalía, ahora pasarán a pagar 112,50 euros.

Además las principales tasas e impuestos municipales (IBI, sello del coche y basura) se volverán a congelar en las nuevas ordenanzas fiscales que se aprobarán en el Pleno Extraordinario que tendrá lugar el próximo viernes 3 de noviembre.

La tasa a las instalaciones de transporte de energía eléctrica y gas responde a la necesidad de regular mediante una tasa, la utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público local de las instalaciones de transporte de energía, tanto eléctrica como gas, conforme a la normativa de Haciendas locales y los últimos pronunciamientos del Tribunal Supremo, en relación con dicha utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público local. Se espera recaudar mediante este nuevo impuesto en torno a 120.000 euros al año.

Con respecto a esta tasa, el alcalde de Utrera, ha querido destacar que “es lógico que quien más gane, pague más“. Es decir, “es razonable que los utreranos obtengamos una compensación económica de quienes se lucran de toda la población por el abastecimiento de energía”. En ese sentido, Villalobos espera “obtener el respaldo del resto de los grupos políticos de la oposición porque de lo contrario se opondrían a los intereses de los utreranos”.

Villalobos ha recordado que el Ayuntamiento de Utrera, a través de los Servicios Sociales, evita en torno a 400 cortes de luz anuales. En ese sentido, “en una situación como la que tenemos actualmente, en la que los ayuntamientos tenemos que asumir el rescate de nuestros ciudadanos por motivos de pobreza energética, es totalmente legítimo que cobremos esta tasa a las grandes empresas energéticas”.

Bonificación de las herencias de viviendas habituales

La otra modificación de calado en las ordenanzas fiscales de 2017 es la bonificación del 95% de aquellas viviendas habituales con un valor menor de 30.000 euros del suelo según catastro. Es decir, el 90% de los valores catastrales del suelo de inmuebles de uso residencial en Utrera. Aquellas cuyo valor esté entre 30.000 y 100.000 euros se bonifican con un 50% y las que tengan un valor superior a 100.000 euros no se bonificarán. En Utrera hay 20.486 inmuebles con un valor catastral del suelo menor a 30.000 euros, 2.376 entre 30.000 y 100.000 y tan solo 216 inmuebles con un valor superior a los 100.000 euros.

Villalobos ha aclarado que el valor catastral medio del suelo de los inmuebles en Utrera es en torno a 18.000 euros. “Una persona que heredase una vivienda habitual con un valor catastral medio en Utrera tendría que pagar 2.721,60 euros de plusvalía, ahora pasarán a pagar 112,50 euros”.

También estarán exentas las transmisiones realizadas con ocasión de la dación en pago de la vivienda habitual del deudor hipotecario o garante del mismo, para la cancelación de deudas garantizadas con hipoteca que recaiga sobre la misma, contraída con entidades de crédito o cualquier otra entidad que, de manera profesional, realice la actividad de concesión de préstamos o créditos hipotecarios.

Asimismo, Villalobos ha recordado que en las ordenanzas fiscales de 2015 se aprobó una bajada real del IBI y en 2016 se empezó a gravar los cajeros automáticos. “Desde el inicio del mandato estamos aplicando una política fiscal progresiva, gravando a los que más ganan y bonificando las herencias del 90% de la población”, ha concluido Villalobos.

También te puede interesar...